Empieza la muda postjuvenil

La gran mayoría de las aves mudan parcial o totalmente el plumaje con el que salen del nido, unas semanas después de abandonarlo. Éste plumaje es de mala calidad porque se formó rápidamente, y algunas o todas las plumas son sustituidas por otras nuevas. Si cambian todas las plumas de su cuerpo tanto jóvenes como adultos como es el caso de los gorriones, en otoño será ya imposible diferenciar un ave adulta de un ave joven nacida este año.

Sin embargo, por lo general son sólo algunas plumas las que se mudan, de modo que al estudiar al ave en mano serán distinguibles dos generaciones de plumas después de la muda y por ello se puede diferenciar a estos individuos de los adultos de más de un año de edad. En general, las aves que experimentan una muda parcial postjuvenil en el primer verano de vida, experimentarán una muda total al año siguiente, que ya no se llama postjuvenil sino postnupcial, haciendo referencia a que se produce después de su primera reproducción. Algunas especies no crían al cumplir un año de vida (la grajilla, por ejemplo) pero incluso en ellas la primera muda completa tiene lugar tras el segundo verano de vida.

Como ejemplo interesante he podido capturar esta semana algunos mirlos que no cuentan con más de 5 meses de vida y que ya empiezan a mudar algunas plumas. La muda postjuvenil parcial no incluye por lo general plumas de vuelo (primarias, secundarias y terciarias del ala) y en muchas especies tampoco de la cola, sino que afecta solamente a algunas plumas del cuerpo.

Cuerpo Flanco

Como vemos, en los flancos y en otras partes del cuerpo ya empiezan a desarrollarse otras plumas, más fuertes y pigmentadas, que asemejarán a este individuo a un adulto dentro de unas semanas.

Cola

Aunque la determinación de la edad de este individuo resulta evidente porque aún la mayoría de su plumaje es juvenil, y podemos asignarle un código de edad Euring 3 (ave nacida este año), dentro de poco el ave parecerá adulta externamente. Al estudiarla en mano, sin embargo, veremos que algunas plumas permanecen retenidas del plumaje juvenil, mientras que otras son nuevas. En la imagen se ven las plumas supracobertoras caudales que serán reemplazadas en su totalidad en esta muda parcial pero que ahora, en este estado intermedio, nos permiten diferenciar las plumas de joven antiguas de color marrón desgastado (flecha azul), de las nuevas, más negras, brillantes y densamente pigmentadas (flecha roja).