Caja nido – Webcam

El pasado mes de diciembre instalé una caja nido en un olmo a unos 18 metros de altura. Con el diámetro adecuado (70 mm), y colocada en el lugar donde se reproduce la especie de estudio (Coloeus monedula), es posible conseguir que con cierta probabilidad la ocupe una pareja reproductora.

Un doble techo en la caja permite que vaya insertada una webcam HD Pro C920, la cuál lleva a su vez un cable USB alargador hasta la base del árbol. A través de la corteza, el cable está pintado del color de la corteza (mezcla de 031 Marfil y 007 Gris ceniza) y por encima está tapado con trozos de corteza de un árbol vecino. Una vez en la base, una zanja de 50 metros aleja el cable subterráneamente hasta una zona donde las aves no se molesten al acercarnos.

CAJAWEB

El extremo del cable está forrado con film de plástico transparente para evitar que la humedad dañe la conexión terminal, y se tapa con una piedra que a su vez lleva unas zarzas encima.

Afortunadamente, las grajillas se interesaron por la caja y en los primeros días de marzo empezaron a acarrear material para el nido. El 24 de abril comenzó la puesta de 6 huevos, y hoy puedo disfrutar de algunas de las primeras imágenes de la familia casi al completo, en este proyecto que pretende descubrir los secretos de la alimentación y del cuidado parental en Coloeus monedula. Como detalle dentro del conjunto de pautas que he podido evaluar, se observa que cuando los pollos han cumplido 15 días, la frecuencia de las cebas disminuye drásticamente y el macho permanece junto a los jóvenes gran parte del tiempo, en lugar de ir a por comida incluso en condiciones meteorológicas favorables. Durante estos días se dedica también a retirar parte del material del nido dado que los pollos empiezan a termorregular por su cuenta, con lo que la lana acumulada para los primeros días de vida empieza a sobrar.